Hasta que por fin se le hizo al abuelo. Pues el abuelo le pidió como última voluntad a su nieta comerse su delicioso coño, pues la nieta al principio no deseaba pero miraba al abuelo solo y sin ningún motivo más de vida y como ella no desea que su abuelo se muera sin antes darse un tremendo polvo, ella le dará de comer su rico y dulce chochito. El abuelo esta mas que feliz lamiendo ese coñito mojadito y caliente.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*