Chaval sobrino está enfermo en casa y la tía la hermana menor de su madre es muy servicial, pues ella le trae sopa caliente y mira como su sobrina está ardiendo en fiebre. Pues ella está muy preocupada y decide ventilarlo porque está ardiendo y cuando retira la frezada se da con la sorpresa que está desnudo y con esa pinga bien dura. La tía al ver ese pedazo de polla, dijo esa pinga es mía! Y le dio tremenda chupada de polla para después sentarse encima no deseando salirse nunca de la polla gorda de su sobrino. El sobrino se lleno de mucha lefa en las bolas y eyaculo en la carita de su putita y zorra tía mamona.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*