Para muchos las técnicas masoquistas no van muy bien pero para otros como nosotros de vez en cuando castigar o ser castigados si que motivan, como este caso en donde la rubilinda mujercita se ha portado muy mal y este padre desconsiderado a decidido castigar sin contemplación. Ella recibirá una castigo ejemplar por haberse portado mal y por haber faltado. El padre cachondo sabe de que se trata todo esto y sabe muy bien que ella es amante del dolor y será su esclava por mucho tiempo si la complace y eso decide hacer, pegarle y dejar su culo rojo y marcado antes de follarsela. La jovencita hija desea más golpe pero el papá decide cuándo y cuanto darle. Un video cargado de ese placer para el entendido en el tema.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment