Rubia hermosa le encanta mamar la rica de pinga de su padre un tipo divorciado que siempre recibe la visita de su hija cada domingo pero esas visitas siempre son de este tipo, porque la zorra hija le encanta chupar esa polla dura de papa. El padre comienza mojando a su hija lamiendo su concha depilada, pues la zorrilla gime al sentir esa lengua caliente en su coñito, después de una buena lamida de coño es el turno de la zorra hija que mete toda esa polla hasta el fondo de su boca para después sentir toda la pinga dura en coño estrecho. Tremenda follada de zorra hija con padre barbón.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*