Hijo entra a la habitación de su madre y se comienza a masturba mientras su madre duerme, viéndole el culazo. En eso la madre se despierta y mira a su hijo con la polla afuera y en vez de recriminarlo, se acerca y agarra esa polla y se lo lleva a la boca para después sentirlo en su coño caliente y enorme donde se trago cada centímetro de pinga.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*