Una madrastra bien zorra, pues el hijastro llega a casa todo mojado y se va a su cuarto, la madre sabe que hoy es la noche de tener esa verga enorme de su hijastro entre sus piernas, pues el hijo sale y pilla a su madrastra tocándose el coño, pues al verla se le puso dura al instante y el también desea cogérsela hace tiempo porque tiene buenas tetazas y tremendo culo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*