El abuelo siempre supo que su nieta es toda una zorra, pues ella solo le falta tener la polla de su abuelo en su boca y hoy le hará realidad. Qué manera de mamar pinga tiene esta zorrilla, pues el abuelo todavía la tiene bien dura donde la nieta al bajarle los calzoncillos se dio con la sorpresa de tremenda pinga del abuelo, pues ella le dio tremenda chupada de polla y el abuelo no se quedo atrás y le metió toda su lengua lavándole el coño y ano de su nieta con su legua. Tremendo polvazo de nieta y abuelo en la cocina.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*