Esta historia que contare es algo que ya no puedo aguantarlo mas y deseo que mi padrastro lo sepa. El está en la saca conmigo, y al saber que mi mamá no está, le doy una pequeña carta donde le digo todos mis sentimientos, pues mi padrastro se sorprendió a leer cada línea de esa carta donde no podía creer que yo estaba enamorada de él. Al ver que mi padrastro leía cada vez más la carta la polla se le ponía durísimo, con eso me demostró que también le gustaba sí que me acerque y le saque la polla para darle una buena mamada de polla. Pero como mi padrastro le encanta el sexo anal algo que mi madre lo sabe muy bien porque cada noche chilla como cerda cuando folla analmente. Mi padrastro me rompió el culo y quede fascinada por ese rico dolor de placer.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*