Cuando ya vives dentro de una familia que practica incesto casi nada te puede sorprender o tal vez casi nada te puede excitar más que tener sexo con un integrante de la familia a menos que sea conocer a otros integrantes de otras familias y poder sentir la adrenalina de saber que puedes compartir tus gustos incestuosos con otros miembros sin tener que ser precisamente tu familia. Ambos amigos de escuela se han vuelto a encontrar luego de años para contarse sus logros y fracasos, ambos madre y padre soltero pero cada uno con hijos, una hermosa rubia y un chaval que está en la edad del flirteo. Ellos además de contar sus experiencias y anécdotas de todos estos años han llevado a sus jóvenes hijos para iniciarlos en los placeres que ellos ya disfrutaban por su cuenta desde hace años. Aquel era el lazo que mantenía a este par de amigos y que ahora gracias a un poco de alcohol y conversaciones previas empezarían a mostrar a sus hijos. Ellos recibieron el conocimiento de muy buena manera en una sesión sexual muy intensa. Algo llamado como un intercambio no de parejas sino de hijos. Una experiencia sexual muy intensa para lo que gozan de estas actividades y placeres.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*