Un chaval va a casa de su puta suegra para darle permiso para estar con su hija, pero este tipo tiene un forma muy peculiar de pedirlo, la suegra al ver a su hija casi desnuda le da un infarto en donde fue calmada por su hija diciéndole que lo ama y lo quiere mucho. El puto novio comienza a meterle dedo al coño de la jovencita y la madre miraba con atención como su hija gemía de placer. Pues aquella pedida de mano fue muy cachondo donde el tipo saco toda la leche delante de su suegra bañándole de lefa a su hija.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*