Desde que mi padre se separo con mama el sufrió mucho por el tema de salud por el cual el padecía, y aun con todo el decidió irse a vivir solo, pero yo no pretendí ni siquiera por un minuto ni por los comentarios que mi madre me hacia alejarme de él, era mi padre y yo deseaba estar a su lado todo el tiempo, pero aquella mañana que lo visite todas nuestras vidas cambiaron, mi padre luego de conversar conmigo se fue sincerando y diciéndome que el sentía la necesidad de una mujer a su lado, quizás yo no entendí lo que él me decía solo sentí el impulso de darle aquello que mi padre necesitaba una mujer en disponibilidad. Pues no tome conciencia de lo que hacía pero luego de haber metido la polla de mi padre hasta el fondo de mi garganta ahora lo tenía en el interior de mi coño ajustado por el grosor de su polla. Fueron momentos memorables todo lo que sucedió aquella tarde pero luego de eso sentí que no podía volver a mirar a mi padre a los ojos.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*