El dinero que logré recaudar gracias a mi habilidad como empresario hicieron que mis placeres mundanos alcanzaran a mi círculo familiar y en especial a las féminas. Desde que era joven debido al pequeño tamaño de polla fui rechazado múltiples veces por innumerables mujeres al momento de entrar en acción, esto me motivo solo a trabajar duro y parejo, ya que tenía la convicción de que con dinero ninguna mujer me rechazaría. Fue así que gracias a mi confianza y a mis generosos regalos, logré follarme a muchas, pero como dije mi desorden sexual alcanzo a mis primas, sobrinas y hasta media hermanas. Todas juntas o mejor dicho ninguna rechazaba los regalos como autos, joyas y dinero en efectivo que yo hacía a cambio de dejarse filmar. Guardo una colección completa de estos videos y los preferidos son cuando me follo a mis sobrinas, las muy putas ponen sus caras fingiendo gozar, pero sé que no les hago ni cosquillas pero lo que me gusta es filmarlas para luego poder volver a verlas y poderme masturbar a mí gusto, ninguna de ellas se imagina que me he follado a más de una integrante de la familia, todo queda guardado en mis archivos incestuosos familiares.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*