Padre japonés llega del trabajo en donde tiene dos hijas, pero el tiene cierto morbo por la menor de su hijas de 18 añitos, pues el padre vio que su hija esta bañándose donde el padre entra y se acerca y la hija al ver a su padre agacha la mirada y se tapa con sus manos su cuerpo desnudo por vergüenza, pues el padre cumple ese placer de follar el coño virgen de su hija desflorándola en donde la hija a la justa podía caminar por tener la enorme polla de papá  en su concha.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*