cuando mi hija me presento a su novio de turno enfoque mucho mi atención sobre el tenía el porte y era sumamente guapo en realidad envidie un instante a mi hija. Durante el tiempo que su novio la visitaba en alguna oportunidad los descubrí follando y pude notar que tenía una polla regular pero muy dura y consistente esto me provoco que volviera a retomar la atención sobre ese hombre. Mi hija para entonces no sospechaba sobre la confianza que su novio y yo manteníamos hasta que un día no aguante las ganas y me metí a la piscina con él a hacerle una paja corriendo el riesgo que mi hija nos viera, nos tuvimos que ir al cuarto y ahí precisamente mientras follábamos mi hija ingreso y nos sorprendió, pero se unió a nosotros, quizás porque sabía que era como yo dije un novio de turno y no temía compartirlo con su noble madre. Fue una experiencia muy deliciosa el follar al lado de mi hija.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*