Ser padre de familia no es tan sencillo como muchos piensan a parte de todas las comodidades que tienes que darle a tu familia siempre tienes que ver por su salud y mucho más por su seguridad pero quien diría que tus propios hijos serian quienes tengan esas actitudes. Así me paso, y lo cuento por si alguien está por pasarlo y puedan resolver este tema de otra forma. Sabía que algo pasaba entre mi hija, quien no tenía un comportamiento normal y el retraído de mi hijo, nunca pensé en algo malo hasta que un día los descubrí en haciendo cosas intimas que no pertenecían ni a sus edades mucho menos debido al parentesco que ellos tenia, por otra parte ellos pensaron inmediatamente en que al ver esto sucedería algo malo pero yo decidí en mi enfermedad dejar que continúen y unírmeles. Hice que mi hija por ser quien había empezado todo eso, se someta a la polla de mi hijo e inmediatamente a la mía. Aquella noche de incesto terminó realmente muy bien, desde aquella fecha nosotros follamos, mi hija y mi hijo y yo, nos llevamos muy bien en la cama.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*