Como podría una hija rechazar una propuesta como esta, en la cual este padre italiano luego de rechazarle el permiso para que ella saga a divertirse con unas amigas, logra convencerla y acceder a ella de una manera muy poco usual. Aquella noche esta cerdilla había quedado en follar con un joven el cual conoció, pero debido a la insistencia de su padre ella prefirió quedarse para sentir el grosor de su polla dentro de su coño. No pudo evitarlo y en cuanto sintió la tibia voz de su padre ella decidió aceptar el ofrecimiento y tener sexo con su padre. La cerda quería experimentar y el solo quería tener un rato de placer, ambos se complacieron, el por tener una vez más a un mujer nueva y fresca y ella por llevarse a la boca una polla gruesa y muy dura la cual le hizo sentir mucho placer.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*