Padre tiene la pinga más pequeña que se pueda ver, pues este cabron sabe que ninguna mujer lo desea por esa ridiculez de verga que tiene, pues el folla a su hija en cuatro patas en donde la guarrilla tiene que soportar el peso de su padre y sus manos ahorcándola, en donde más le duele eso que la pequeñez de polla que tiene. La hija no siente nada pero grita y gime para que su padre acabe rápido y se salga de encima de ella.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*