Con documento en mano demuestran que son padre e hija, pues ella es solterona y vive con su padre desde que su madre los abandono por esa razón la hija baña a su padre donde el tipo gordo le gusta sentir las manos suaves de su hija agarrando su cuerpo en especial su polla donde la hija le da una chupada. Después de estar bien limpios y con muchas ganas de follar el padre la pone en perrito a su hija y le introduce toda su polla hasta que la guarrilla se moje pide que su padre no le saque esa pinga maravillosa.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*