Hija llega a casa con tristeza porque no pudo conseguir trabajo. El padre está ahí en la sala leyendo y la hija se acerca temerosa a su padre. El tipo le dice que hay otra forma de conseguir dinero y el padre comienza a tocar esas tetas pequeñas para después con sus dedos tocar el coño y ano de su hija, el padre ya tenía la polla buen dura y la hija resulto ser toda una golfa y le dio una mamada de polla para dejarlo bien mojado esa polla para después sentir como entra por su culo. Sexo anal a hija en la sala con la hija golfa.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*