Chavalillo esta con esa edad de hacerse muchas pajas en todo lugar, pues esta ocasión este chaval esta en el baño pero se olvido de cerrar bien la puerta en donde él se estaba haciéndose una buen paja, pero en eso entra su madrastra la nueva esposa de mama, que por cierto está muy buena y con unas tetas muy ricas. La madrastra al verlo se tapo los ojos pero deseando mirar esa polla joven de su hijastro. La zorra madrastra no se aguanto y se acero y lentamente le quito la revista para poder ver esa polla dura de su hijastro. La madre aquel día le demostró que aparte de su ser su nueva mama, puede ser ahora su puta que le enseñara a follar y dejar de pajearse porque por eso la tiene a ella.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*