Mi madre ya me había insinuado su deseo sexual, tenía claro del placer incestuoso que ella quería practicar conmigo, pero yo no estaba muy excitado con la idea de que mi madre sea la mujer a la que me folle. Pero ella no cesaba, estaba dispuesta a que yo sea su hombre. Ella no es de mal aspecto, todo lo contrario es a un joven se conserva muy bien y aquella mañana me tomo por descuido, se metió por debajo de mis pantaloncillos y me tomo la polla y me la lamio y se la comió. Yo al inicio algo nervioso no pude decir ni una sola palabra pero luego de algunos minutos estaba follando por el culo a mi madre, la muy puta me pidió meter mis dedos luego mi mano en su culo y coño, yo he tenido novias pero ninguna tan puta como mi madre. Fue el mejor sexo sobre todo cuando termine sobre su rostro. Desde aquella vez marcamos una diferencia en el sexo manteniendo este tipo de relaciones a escondidas.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment

  • arturo 1 año ago

    muy buenos videos gracias sigan poniendo mas de incesto con esta calidad o en hd