Nadie en nuestra familia podría imaginarse que yo llevaba una relación incestuosa con mi tía ya hace más de 3 meses, durante todo este tiempo ella me demostró que aparte de ese tipo de placer que tenía conmigo era una mujer muy sensual que disfrutaba de los masajes y algunos fetiches como hacer pajas con los pies y hacer buenas pajas rusas con sus tetas llenas de aceite. Ella y yo juramos que esto nunca se daría a conocer hasta que me mostró que estaba decidida a publicar unos vídeos que ella había grabado sin mi consentimiento. Ahí me veo complaciendo a la perturbada de mi tía, no niego que me gustaba pero si uno de los dos disfrutaba como nadie era ella. Sabía cómo motivar a un hombre y ponerlo tan duro con una roca. Me dejaba la polla tan dura lista para que ella se sentara sobre mí de espadas y se introduzca todo mi falo erecto. Disfruto todos esos encuentro aunque la idea de publicar ese video no me pareció muy bien era parte de su conducta de ella. Ahora ese video que ya es público nos trajo unos problemas y yo termine confesando a mi novia y a mi familia que en verdad tenía una relación con la puta incestuosa de mi tía.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*