Cuando esta hermosa madre toma licor se vuelve toda una puta en celo con ganas de tener una polla para chupárselo y sacarle toda la leche. Esta ocasión esta hermosa mujer madura esta con su chavalillo hijo donde están tomando licor y están borrachos, en eso la madre se acerca y se pone encima de su hijo en donde ella se hace un lado su braga y pone la polla dura de su hijo en su coño, pues el chaval no lo quería hacer pero se sintió tan rico que follo a su madre en donde ella le saco toda la leche y se lo trago como si fuera miel.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*