El hijo cayó enfermo y la madre que es doctora tiene la cura en sus manos, pues ella con su estetoscopio examinara a su jovencito hijo de apenas 18, en donde ella se concentra en su polla tierna, pues ahí está el problema en dónde ella tiene la medicina exacta para curarlo. La madre comienza chupar esa polla con tanta pasión dejándolo bien duro esa verga. Para después ella ponerse en cuatro patas y sentir la dura pinga de su hijo entrando en su apretado coño. Madre curo con sexo a su hijo menor.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*