Hijo es todo un fetiche, pues le encanta oler las bragas y que mejor que de su madre. El entro cautelosamente al dormitorio de su madre y agarro una braga y comenzó a olerlo pero fue descubierto por su madre, pues el hijo quiso esconder esa braga pero la madre el verlo que tenia la polla dura con solo oler su braga, puso su mano debajo del pantalón de su hijo y lo saco para darle una mamada y así deje de oler su braga. Aquella mañana la madre le dio tremendo regalo a su hijo mamándole la polla y follando en el piso en estilo perrito.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*