Esa tarde el hijo nunca pensó que su madre estaría tan caliente, pues ella como de lugar deseaba que su hija le meta esa rica pinga que tiene pro el culo, el hijo no deseaba follar con su madre y ponía resistencia pero la madre con su fuerza lo obligo y ante eso el hijo quedo rendido y la follo a su madre en cuatro patas eyaculando dentro del culazo de su madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*