No soy muy apuesto pero sin embargo me gano la vida y los billetes de una manera muy en particular con las mujeres sobre todo con las mayores y amas de casa solas y las divorciadas o simplemente aquellas que desean para un buen momento al lado de un tipo que tenga un buena polla con la cual complacerlas, de eso trata mi trabajo. Pero hace unos poco días me llamo una de mis clientas másfrecuentes para proponerme un trato diferente, esto incluía que quería que follase con la menor de sus hijas. No le vi impedimentos y así que le acepte el trato. Me sorprendí mucho cuando ella me pidió que asistiría a mi casa, ya que era una cliente recurrente también acepte y no tardó mucho en aparecerse con su preciosa hija la cual se notaba la cual no había probado muchas pollas en su vida y empecé a trabajar en ellas, primero follándome a una por una y luego enseñando a la hija como es que se complace a un verdadero hombre. Quede muy contento con es trabajito realizado sobre todo porque le seguí rompiendo el culo a la hija por un par de semanas más y eso fue totalmente gratis.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*