El hijo nunca pensó que su madre entraría al baño cuando él se está bañando con una sola cosa en mente y es follar. La madre al ver esa polla de su hijo no dudo en acercarse y con su mano suavemente llevo esa polla a su boca haciéndole una buena mamada de polla en donde el chaval hijo se le puso duro la polla, ahí mismo en la ducha comenzó a follara su madre en cuatro patas el gran culo de su mama. Algo cachondo que no puedes dejar de verlo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*