Una buena noche de fiesta se dio esta chaval que llego muy borracho e inconsciente a casa, el tiene una hermosa madre de enormes tetazas que entra a s habitación para recoger toda la ropa sucia de su hijo. El joven hijo tuvo una fuerte erección en la mañana y tenía la polla bien dura donde la madre se dio cuenta y no se aguanto de de tenerlo entre sus manos donde la madre se desnudo enseñando esas tetazas enormes donde la madre le corrió la paja y se lleno ella misma de leche caliente en sus tetazas. Que pura madre tetona!

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*