Madre llega del trabajo y se da con la sorpresa que su hijo está en la cocina haciéndose una rica paja viendo porno, pues ella al verlo le dio mucho morbo y comenzó a masturbarse viendo como su hijo se masturba, pero la madre no se aguanto la tentación de tener esa polla en su boca y se abalanzó sobre su hijo que puso poca resistencia y dejó que su madre le chupe su polla dura, fue tan delicioso esa mamada que el hijo le comió el coño a su madre para después en la mesa follarla sin compasión hasta sacar toda su lefa caliente sobre la boca sedienta de su puta madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*