Una mañana como cualquiera una madre encuentra a su hijo desnudo en la ducha, pues la madre se puso muy cachonda al ver la pinga de su hijo, y se fue pero no podía sacarse de la cabeza es polla, asi que se desnudo y se tiro sobre su hijo rogándole que le deje chupar esa pinga. La madre se puso a llorar por lo que había hecho donde el hijo la calmo y dejo que su madre disfrute de su verga dura. La madre chupo y dejo que le metiera esa pinga dura en su coño peludo. Un incesto Vintage muy cachondo que te sacara mucha lefa.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

6 Comments