En algunas ciudades del mundo el incesto es algo cotidiano, los hermanos se inician con sus hermanas, las tías se montan a los yogurines de sus sobrinos y las hijas se atragantan con las pollas de sus padres. Este es el caso de este video donde madre e hija se montan al padre de familia, primero la puta de la mama que le muestra a su hija como es que se hace un buen pete y luego el padre que aprovecha el culo tierno de la hija para dar rienda a sus bajos instintos incestuosos. Esta familia es una puta locura, muchos y muchas pensaran o querrán tener una madre así de buena con un culazo de ese tamaño y unas tetas tan ricas como las que esta tía aún conserva. Mientras los padres follan la hija mira contempla y se masturba y prepara su coño para lo que viene. La madre somete a la hija y le obliga a obedecer todo lo que su padre le dice para hacer desde dejarse lamer el coño hasta dejarse penetrar.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*