Hijo llego tarde de una gran fiesta y se quedo dormido en la sala, pues en eso en la mañana muy temprano su madre se levanta y mira a su hijo desnudo durmiendo, pues ella está con una bata roja y se desnuda y pone sus enormes tetazas en la cara de su hijo. El hijo desea escaparse pero el gran peso de su madre no lo deja, el hijo comienza a chupar esas enormes tetazas gordas de su madre y comienza a excitarse y la madre hace que le coma el coño, el ya esta muy cachondo y la pone en cuatro y mete toda su verga hasta sacar toda la leche dentro de su madre. Ella quedó feliz y con el culo lleno de mucha lefa caliente.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*