Nuestras aventuras incestuosas comenzaron desde muy jóvenes cuando mis padres viajaban mucho y nos dejaban hasta algunas veces por dos semanas solos. Ante los demás mi hermana y yo nos comportamos como cualquier tipo de hermanos, es más, ni quiera nuestros padres o parejas sospecharían que nosotros, porque todo lo hacemos con mucho cuidado. Habíamos descubierto el placer del sexo juntos, ella había tenido su primera experiencia sexual con mi polla y yo por primera vez había logrado penetrar a una hembra por el ojete. Aunque algunas veces luego de hacerlo nos arrepentíamos, siempre había una siguiente oportunidad, ahora que ya somos un poco más adultos hemos tomado la decisión de mantenernos firmes en nuestra inclinación y conductas sexuales, así que ya no causa remordimientos y estamos realizando videos caseros y publicándolos en páginas como estas en donde hemos logrado conocer a otras hermanos que como nosotros no se acomplejan de mostrar su sexualidad incestuosa. Aquí les dejo uno de los videos mi hermana masturbándose y metiéndose sus dedos antes de ser follada por mi polla.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*