La atracción física es muy fuerte y cuando esta se presenta en un familiar cercano es una decisión muy fuerte que se debe tomar si dejar de pensar y dejar de sentirse atraído o seguir tus instintos, pero cuando mi madre llego de viaje de Italia, no podía creer que ella pudiese haber cambiado tanto físicamente. Gracias a su acomodada situación económica había invertido buen parte de su dinero en su cuerpo, con un buen par de tetas un culo más firme y sobre todo un punto de oro en el coño que ajustaba muy bien. Desde que la vi se me paro la polla y así pude poco a poco hacerle saber las ganas que tenia de follármela, la muy puta de mi madre no se negó, no fue tan difícil. Además desde la primera vez que me la folle le di con todo y eso es lo que según ella le atrajo más de mí. Por mi cuenta sé que lo que está sucediendo entre nosotros está mal, pero ambos disfrutamos de follar juntos, ella conmigo se siente muy joven y a mí me gusta una mujer madura con experiencia, buen cuerpo, que sabe follar y sobre todo dispuesta a satisfacer todos mis gustos y vanidades, mientras ambos nos gustemos en la cama a la hora de follar todo estará bien, sobre todo mientras me la siga lamiendo la polla de la manera como siempre lo hace. Que ricas tetas de  mi madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*