El abuelo se gana los frijoles limpiando la casa, pero ahí vive una dulce nieta bien zorra, que con esa cara de nerd nadie pensaría que es toda una putita. Ella está decidida en cogerse a su abuelo y para eso se desnuda y con ese cuerpo angelical de piel blanca, el abuelo cae en tentación y se come ese coño ajustado y rosado de su zorra nieta.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*