Cuando instale las cámaras de seguridad sin avisar a nadie en mi familia supe o tenía casi la certeza de darme con la sorpresa de saber algo más de mi mujer pero nunca de otras familiares mío, en este caso mi hijo y mi esposa teniendo sexo en el sillón de la sala. Fue durante un viaje que hice deje todo instalado pero de repente al correr la cinta y ver qué es lo que había sucedido quede asqueado pero poco a poco me puse erecto de ver a la puta de mi esposa intentando ser la mujer de mi hijo hasta que logro meterle su polla y las cosas cambiaron la perra se volvió una soberana puta, no paraba de brincar sobre la polla gruesa de mi chaval hijo, la perra al parecer le falto muchas más polla porque al final aun tenía ganas de sentarse una media hora más sobre la polla de mi hijo que estaba totalmente aturdido o en todo caso el si tenía en su cabeza el cargo de conciencia lo puta que es su nueva madre osea su madrastra.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*