Cuando mi padre me dijo que me llevaría a conocer a dos putas para iniciarme en el sexo me sentí avergonzado pero al mismo tiempo me sentí que estaba a un paso de ser un hombre definitivamente, me entusiasme tanto con los comentarios que mi padre me había dicho pues me comentaba que eran tan jóvenes como yo pero me harían sentir el verdadero placer. Durante toda esa semana me estuvo dando pistas y detalles de cómo y qué pasaría y gracias a esto yo me sentía más seguro y entusiasmado. Hasta que llegó el gran día y llegue a conocer a esas dos jovencitas que me harían pasar de niño a hombre, pero nunca pensé que aquellas dos expertas en sexo serian mis dos primas con las que yo tenía una muy fluida comunicación. Mi padre en el momento junto a ellas me explicaron de la relación que ellos tenían desde algún tiempo y que yo debería conocer para formar parte, me sentí mal en aquel momento pero luego de mencionarme que para mí comodidad todas usaríamos antifaces eso fue otra cosa. Logre penetrar un y otra vez a mis primas que no se esperaban que el tamaño de mi polla sea mucho más grande que el de mi padre de manera que con cada embate ellas gritaban de placer y yo me hacía cada vez más hombre. Fue una cosa que realmente hasta ahora no logro ver en ningún video porno en internet por eso les envió este video que filmamos con ayuda de una amiga de mis primas presentes también.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*