Hace un par de año cuando estaba viajando de regreso a mi ciudad natal me crucé en el autobús con par de chicas lindas, pero con una de ellas coquetee y hasta intercambiamos números. Por aquella tarde al haber llegado a mi destino tenía que ir a visitar a la casa de un tío donde también llegaría otro integrante de la familia que aún no conocía. Fue una gran sorpresa cuando me presentaron a esas dos lindas chicas que conocí en el autobús como mis primas. Solo sonreí con mi prima con la cual hace unas cuantas horas había coqueteado, creo que ese fue el detonante para que nuestra atracción no respetara los límites familiares. Desde ese momento empezamos a salir y en nuestra primera salida follamos y desde entonces a escondidas de nuestra familia somos una pareja la cual disfruta de follar cuantas veces lo podamos hacer, algo que me encanta muchísimo es que mi prima es una mujer de cuerpo exuberante, y le gusta hacer cosas diferentes antes de follar pero algo que me encanta es masajearla con aceite de bebe y pasar mi dedos por su coño y culo dejándola preparada para el momento.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*