Hay muchos que tenemos un miembro en la familia que no se ha comprometido aun y debido a su edad prácticamente son llamados solteronas y solterones. Pues mi tía pasó a esa lista hace más de 3 años, ella siempre tuvo buenos pretendientes que nosotros los miembros de su familia siempre pensábamos que eran buenos partidos para ella, pero al parecer a mi tía ninguno le iba. Ahora cuando ella ya se ha declarado una solterona confesa, es cuando vi puesta su atención en mí, el último de sus sobrinos y con el que compartía el cuarto contiguo. La primera vez que comenzó todo fue cuando llegué tomado con copas de más y ella me ayudó llevarme a mi cuarto con el pretexto de ayudarme a recostarme sobre mi cama. Fueron más que pretextos porque cuando reacciones de mi borrachera vi como mi tía estaba recostada sobre mi regazo en ropas interiores y dándome la mejor mamada de mi vida. Se la pasó así por más de media hora mientras me hacia delirar con su juguetea de lengua, no podía ser más excitante la escena, tenía a la madurita solterona de mi tía tragando entera mi polla y dando unos lambiscas a mis huevos que por poco y también se los pasa, que tal garganta profunda y ahí fueron a parar toda mi leche acumulada por la mejor mamada que me pueden hacer hecho.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*