Sexo explicito con una mujer de mi familia es lo que menos podría haber pasado por mi mente algunos años, pero sin querer un día lo experimente y solo estoy arrepentido de las consecuencias que esto trajo mas no de lo que pude llegar a sentir por mi tía. Fue precisamente luego de discutir con mi mama por mi temas estudiantiles que mi tía se apego mucho a mi, ella me mostro un lado que no mostraba a su demás sobrinos y quizás conmigo lo hacía por el tema que yo era el menor de todos, ella una mujer hermosa pero no tanto como para perder la cabeza pero así es el amor. No importa si hay amor o quien lo sienta primero. Pues en este caso ella fue la que tomo aquella decisión, ella fue quien me tentó a ser el hombre que ella quería que fuese y así empezó todo, recuerdo aquella primera vez como lo hicimos, yo quise recordar todo, como somos los chavalillos, siempre guardándonos algún recuerdo de los sucedidos deje más que claro todo el amor que ambos nos teníamos en aquella época, someter a mi tía de aquella manera, tenerla en perro y ella gritando mi nombre me lleno de éxtasis y sobre todo yo por ser un hombre menor termine enamorado y solo esa fue la única razón por la cual todo termino mal, pero esa es otra historia.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*