Los encuentros sexuales con mi sobrina colegiala empezaron el año pasado en mediados de año todo como un juego como siempre, ella tan sensual y hermosa y yo un hombre de 40 años que esperaba como siempre y todos los hombres encontrar una perra dispuesta a satisfacer nuestras ultimas fantasías, pero quien se lo imaginaria, yo con mi sobrina… era todo un espectáculo verla desnudarse frente a mi mostrarse sus tiernas tetas y su coño con poco bello púbico, ella me miraba por buen rato la polla y me decía que era más grande que las que veía en las películas y fotos pornográficas, yo le decía que con mi polla no pararía de gozar y así era, la folle por mucho tiempo la hice mujer y conmigo se mantuvo así por unos 4 meses hasta que conoció al amor de su vida y empezó algo más serio con él. Pero de todo esto yo me quede conforme pues metí al mundo sexual a mi sobrina mientras que ella se hizo mujer a mi lado.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*