La fantasía de todo hombre maduro por no decir cuando ya entra a la vejez es follar ya no con la mujer mucho menos con abuelas, no es que no sea atractivo sino que fisiológicamente ya no es lo mismo, si uno es viejo, ya no quiere a un vieja en la cama sino a una zorra guarrilla que se mueve bien, que de una buena mamada y sobre todo que tenga un cuerpo de sirena. Este vejo a fantaseado hasta mas no poder con una de sus nietas la cual es una modelo de infarto y se la pasa imaginando por las noches que la guarrilla viene a su encuentro y se lo monta. Pero el senil esta de suerte, la muy puta también tiene sus fantasías por cumplir y una de ellas es follar con un viejo  y no ha visto mejor candidato que su anciano abuelo. Y así como en sus fantasías, ahora es realdad, la muy puta ha buscado a  su abuelo y lo ha visitado en su cuarto con un atuendo que pondría dura la polla a cualquiera. Al viejo no le cuesta mucho poner erecta esa polla para que su adorada nieta le de unas cuantas mamadas y luego se sienta encima y la nieta hace lo que quiere con el abuelo hasta que este no puede más con la excitación que la zorra le hace sentir y se ven sobre ella sobre su vientre y sus pechos. A veces soñar no cuesta nada y más si en las fantasías hay una puta como esta.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*