Nunca pensé estar contando una historia como esta en donde mi tía y yo fuéramos los protagonistas de esta historia incestuosa. En la familia todos conocen la postura desenfada de mi tía por su comportamiento sensual y sobre todo su mente abierta pero creo que nadie se imaginaria que mi tía y yo en la actualidad tenemos una relación amorosa de la cual nadie está enterado hace más de 1 año, todo sucedió una noche cuando ella me encontró en mi cuarto masturbándome, había llegado de viaje y pasaba por mi cuarto vio mi puerta abierta y se percató que tenía toda la polla afuera y erecta masturbándome, directamente ingreso y sin palabra alguna me felicito por la enorme polla que tenía. Algo muy avergonzado le agradecí sin embargo la muy puta de mi tía se arrodillo y me dijo que quería probar algo asi dentro de su boca. Quede más que satisfecho con la buena mamada que mi tía me hizo aquella primera noche, desde entonces somos como una pareja común y corriente pero esto solo cuando yo voy de viaje a la ciudad donde ella se encuentra porque  aquí en nuestra ciudad nuestra familia podría enterarse de que somos marido y mujer.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*