Tener una madre tan bella como esta zorra tetona y culona es todo un problema para este chaval. Esa noche el llego de madrugada y se quedo dormido en la sala en donde la madre la despierta y le dice que el desayuno está listo y ella comienza arreglarse para salir a trabajar. Pues el hijo mira el culo de su madre y no se aguanta y comienza a pajearse, siendo descubierto por su madre que al ver esa polla tan dura no se aguanto la tentación y se lo metió a la boca. Qué rica mamada y ese culazo termino en la cara de su hijo en donde él lo olía y lamia ese culazo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*