Este padre está muy arrepentido de lo que ha sucedido el fin de semana pasado cuando sin querer desconoció a su hija tratando como una mujer más a la cual se podía follar. Todo esto había empezado hace unos años cuando se separó de su mujer, él no había tenido pareja sexual alguna desde aquella fecha. Todo este placer aguantado le ha hecho ver cosas que no son como por ejemplo alucinar mientras husmea a su hija mientras toma el baño y se cambia en su cuarto. Una de aquellas noches luego de que su hija se hubiese quedado dormida en la sala la encontró en una posición más que provocadora, el luchó contra su animal interior pero no pudo y termino comiéndole el coño a su hija. Estuvo asistiendo a terapia para calamar el pesar que tenía hasta el momento pero ese placer le dio sentir los labios tiernos de su hija lamiéndoles los huevos y la polla no se le pueden hasta ahora borrar de la mente.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*