Tengo apenas 18 años y no sé si este haciendo mal en contar esto pero se le conté el hecho a mi amiga y me dijo que sería una buena historia para contar en una página y por eso les estoy escribiendo para que publiquen mi caso..Bueno paso lo siguiente, yo ya había tenido algo de intimidad con mi novio pero sentía que mi cuerpo hervía por el deseo de tener una polla en mi coño, no sabía cómo era eso, pero había tocado y mamado la polla de mi novio pero él nunca me la introdujo. Mi padre se encargo de hacerlo cierta vez luego de que me hiciera la puta que no quería dormir sola y deseaba que él me acompañe. No fue tan difícil esperar a que el duerma y meterme debajo de sus pantaloncillos y tomar esa polla corta pero gorda, le chupaba y lamia y el la tena dura, me logre sentar y saborear centímetro a centímetro esa verga. Mi padre no soporto el placer y despertó y al ver a su hija moviendo las caderas no le quedo más que continuar con el placer, me tomo en varias posiciones y me hizo su mujer y lo sentí mas porque derramo toda su leche en mi interior.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*