Las actitudes de este padre con su hija le llevaron asistir a un sicólogo y luego a un psiquiatra pero ni aun con todo esto pudo sacarse de la cabeza los actos que había cometido con ella. Aquella mañana el no pudo contener sus hormonas y sin querer decidió mirar con ojos de hombre a su hija y durante toda esa semana el no dejo de pensar en que la imagen del culo y las tetas de su hija ya hecha mujer. El motivo que llevo a ese encuentro incestuoso entre este padre e hija fue que él no tenía relaciones sexuales con su mujer y relaciono a su joven hija con el placer carnal. De ahí partió todo aquel encuentro sexual incestuoso sobretodo porque la hija no estuvo tan conforme con el acoso pero bien que supo darle esa buena mamada a su padre sacándole hasta la última lefa de su padre pelón.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*