Chal pelucón esta con su ultima revista de chicas tetonas, pues él tiene una bella madrastra que también tiene unas tetazas increíbles. El hijo ya no aguanta más y desea tener esas tetazas de su nueva madre pero ella decide escaparse antes de cometer una locura con su hijastro, pero el deseo de tener esa pinga pudo más y el chaval tumbo a su madrastra en el sillón y puso su verga dura en la boca de su madrastra que al sentir esa dura verga lo mamo hasta poner en cuatro patas y ser su perra fiel.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*