El sexo para mí siempre ha sido más que una necesidad es algo así como el aire para vivir, sino lo tengo simplemente estoy muerto, pero no podría morir habiendo tantas jovencitas sin experiencia cerca mío, una de ellas era mi prima, la cual era una adolescente aun joven pero ya con su tetas bien formadas, aquella tarde yo estaba decidido a irme sobre ella pues no aguantaba el deseo que tenia dentro de mí. Pues así sucedió, ella no tenía idea de para que había venido a mi casa pero poco a poco ella fue entendiendo el placer que llegaría a sentir. Tome esa par de tetas y lo lamí, y a la vez también le comí su coño ella por su lado se puso manos a la obra y me saco la polla de mi pantalón estaba muy animada pero cuando la vio le dio miedo pues me dijo que era muy grande. Mas grande fue mi sorpresa cuando me dijo que lo quería hacer por detrás y no por su virgen aun coño, fue una follada espectacular, ella no dejaba de gritar y yo gemía de placer, fue una experiencia muy grata recordar y hacerles saber.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*